Coaching y Continuidad

 

Si alguien dice que soy mejor que Roger Federer, entonces no tiene ni idea de tenis

Rafael Nadal

Después de una serie de posts dedicados al fenómeno del cansancio, es hora de conocer un poco más del jugador del otro lado de la red, pues la trilogía del Coaching al Cansancio, ahondó en la obra del filósofo coreano Byung-Chul Han y ahora es momento de situarnos en la piel de un hombre que ha sido considerado por sus pares, como uno de los grandes, de todos los tiempos.

No por nada y pese a la presencia de Roger Federer en el circuito, leyendas de la talla de André Agassi, han afirmado que “la gente puede decir lo que quiera, Nadal es el mejor tenista de la historia” y el mismísimo suizo no duda en señalar que “en mis 17 años de carrera, Nadal es el tenista que más me ha influenciado como jugador”.

fed

Novak Djokovic, que en estas últimas temporadas ha saboreado la gloria y la derrota como ningún otro, no solo ha dicho que “Nadal es el mejor jugador de la historia sobre tierra batida y uno de los mejores tenistas que han jugado a este deporte”, sino que ha reconocido que “tengo un problema y su nombre es Rafael Nadal”.

Nadal-vs-Djokovic1.jpg

Y es que pese a los años, las lesiones y las dudas, este treintón del deporte mundial, juega, según Bjon Borg, “cada punto como si fuera un punto de partido. Por eso él es el campeón que es”.

Incluso antes de las lesiones, Jimmy Connors observó que una de las cosas que más le sorprendía de Nadal es que siempre juega “como si estuviera arruinado”, algo que su mismo tío, fiel a su parco estilo, remacha al afirmar que su sobrino “probablemente sea el tenista que más partidos gana jugando mal (…)  pues no hay punto que no se muera por ganar o bola que no esté dispuesto a seguir”.

Del otro lado de nuestra cordillera, Juan Mónaco, un grande del tenis argentino, reconoce que Nadal es una persona genial fuera de la cancha, pero que adentro “el tipo lo único que quiere es reventarte, ganarte y no le importa nada”.

 

Sí, es un caballero fuera de la cancha y una bestia dentro y no por nada, Federer, el más caballeroso del circuito, reconoce que “Nadal siempre será mi gran rival, el más complicado que tuve en mi carrera. Él me hizo mejor jugador”.

Estos piropos, viniendo de personas tan competitivas, no son gratuitos y es por eso que todos los que seguimos a Nadal sonreímos cuando éste despeja todas las dudas sobre su estado actual y su retiro ganando.

* * *

Por unos instantes saldremos de la cancha de tenis y ampliaremos nuestros límites hasta cerrarlos en los estadios rusos que presenciaron el último Mundial de Fútbol.

Ahí, las selecciones de fútbol de Rafael Nadal, del Potro y Mónaco también hicieron noticia, pero no precisamente por levantar la Copa Mundial. Pese al favoritismo y a la historia de las selecciones de fútbol española y argentina, ambas hicieron noticia por quedar fuera del mundial prematuramente.

La expectativa y la presión sobre ellas fue inmensa, pero la dura lección que nos dejó la pasada de estos eternos favoritos, es que ni la experiencia ni la calidad de sus jugadores en otras ligas, ni las glorias del pasado o el prestigio de sus entrenadores… garantizan buenos resultados.

spa.jpg

En instancias planetarias altamente competitivas, todo parece incierto… pero la realidad… como bien sabe la prensa especializada argentina… es mucho más sencilla de lo que aparenta…

“La Selección llegó hasta donde pudo. Hasta donde se lo permitió su inconsistencia futbolística, la falta de una idea nítida de juego, los emparches constantes de su técnico. Sólo una fe testaruda permitía suponer que la Argentina podía ir mucho mas allá en el Mundial de Rusia. Porque el fútbol es un juego ilógico en el corto plazo pero lógico en el largo. Casi siempre ganan los mejores. Y en todo momento de sus cuatro partidos, el equipo de Jorge Sampaoli estuvo muy lejos de ese registro de excelencia”.

Página 12: El final infeliz estaba cantado, Daniel Guiñazú

mess

Parece extraño, pero tal como dijo Guiñazú, en el Mundial lo que marcó la diferencia entre las selecciones fueron sus procesos de preparación y es por ello que una de las claves del éxito de Rafael Nadal ha sido la continuidad.

Siempre entrenar y mantener mismo el equipo.

Escuchemos sus propias palabras:

“Me costaría desarrollar mi juego si fuera uno de esos tenistas, de los que hay tantos, que no paran de cambiar a los miembros de su equipo. Yo los necesito antes que nada a nivel personal, porque el tenis es un deporte en que el estado emocional es fundamental para vencer. Cuanta más paz sientas en tu interior, más posibilidades tienes de jugar bien. Hablo mucho de la importancia de aguantar, pero hay otro concepto muy importante en mi vocabulario y es <<continuidad>>. Simplemente, ni siquiera contemplo la posibilidad de cambiar mi equipo”.

Rafa, Mi Historia, Rafael Nadal con John Carlin

nadalteam

Han pasado los años y éste 2018, después de una vida deportiva juntos, Toni Nadal, su tío y entrenador, ha dado un paso al costado, pero para entender la creencia de Nadal sobre la importancia de la continuidad de los equipos convendría ampliar un poco el contexto con un ejemplo y remontarnos a una semifinal que jugó con Verdasco… juego que terminaría convirtiéndose en el partido más largo de la historia del Open de Australia del 2009.

El marcador 6-7, 6-4, 7-6, 6-7, 6-4 habla por sí solo.

ver

Cualquiera de los dos podía ganar y si bien en ésta oportunidad los dioses estuvieron con Nadal, el problema fue que después de esta gesta inhumana de cinco horas y catorce minutos, el mallorquín tenía que disputar la final, nada más, ni nada menos… que contra Federer.

Nadal estaba hecho pedazos, a penas podía caminar y a medida que se acercaba la final se sentía cada vez peor y la en la desesperación… éste le dijo a su tío… <<Toni, lo siento pero no puedo. Es sólo eso, que no puedo.>>

Bueno… ése era el contexto… ahora los dejo con Toni:

“No digas que no puedes, porque cualquiera que cave con profundidad suficiente siempre acaba por encontrar la motivación que necesita para hacer lo que sea. En la guerra se hacen cosas imposibles. Imagínate que en el estadio hay un tipo sentado detrás de ti, apuntándote con una pistola y diciéndote que, si no corres sin parar, apretará el gatillo. Me la juego lo que sea a que echas a correr.. ¡Así que muévete! Encontrar la motivación es decisión tuya. Es tu gran oportunidad. Por muy mal que te sientas ahora, es probable que nunca vuelvas a tener una oportunidad de ganar el Open de Australia como la que tienes hoy. Aun en el caso de que no tengas más que el uno por ciento de probabilidades de ganar este partido, aprovéchalo, exprime hasta la última gota ese último uno por ciento. -Toni me vio vacilar, vio que le escuchaba y siguió presionando-. Recuerda esa frase de Barack Obama, “Yes we can!”. Pues cada vez que cambies de lado repítelo, porque ¿sabes qué? La verdad es que sí puedes. Lo que no puedes es permitirte un fracaso porque te falle la voluntad. Si pierdes, que sea porque tu rival juega mejor, pero no porque no sepas rendir al máximo. Sería un crimen. Aunque no harás eso, lo sé. Siempre has dado lo mejor de ti y hoy no va a ser una excepción. ¡Puedes, Rafael! ¡Puedes de verdad!

exh

¿Qué pensará Byung-Chul Han de este discurso motivacional?

* * *

Pese a los reparos que pueda presentar el filósofo coreano sobre la tiranía de la emoción al servicio de la productividad, lo concreto es que después de esta arenga Nadal no solo gana esa final, sino que contra toda probabilidad, lo vuelve a lograr al año siguiente.

Sí… Toni sabe mover las teclas de su pupilo a través de discursos fuertemente emotivos e irracionales, pero a diferencia de lo que pasó con la Selección de Fútbol Argentina, detrás de este heroico llamado a la acción hubo un proceso largo y concienzudo.

Basta ver la cantidad de cambios de la Selección Argentina y sus irregulares resultados en los últimos años, para entender que Guiñazú tiene razón sobre la lógica a largo plazo… pues al final del día, de la temporada, del año y de la década… ganan los mejores…

Rafael tiene claro que en esos momentos de duda, de vulnerabilidad y de cansancio, las palabras de su equipo y en especial de su tío, son fundamentales para recobrar el foco:

“La fuerza de mi tío ha procedido siempre de sus palabras, de lo que dice para motivarme. Me cuenta que el entrenamiento más útil que hicimos cuando yo era pequeño no tenía lugar en la pista, sino cuando íbamos y veníamos de Palma en coche, antes y después de los partidos, planeando lo que había que hacer, analizando lo que habíamos hecho mal. Recuerdo que me ponía ejemplos tomados del fútbol,  de los encuentros que jugaba el Real Madrid, para captar mi atención y hacerme entender lo que quería decir. Y la cuestión es que Toni tiene razón. Sus palabras me enseñaban a pensar por mí mismo en la pista, me enseñaron a ser un luchador. Le gusta citar a un escritor español que afirmó que quienes empiezan las guerras son siempre los poetas”.

rafael-toni-nadal-golf-mallorca-2013-7

* * *

Entonces… si te sientes como la selección española o argentina tras el Mundial de Rusia… levanta la cabeza y piensa cómo ha sido tu entrenamiento… no de éste año… sino de los últimos cuatro… diez… años…

Y finalmente, si revisas tu desempeño de la enseñanza media… de la universidad… y de tus primeros o últimos trabajos…

¿qué dicen los números y los feedback de ti?

¿Te hacen sentido?

¿Los actuales resultados dan cuenta del camino seguido?

nadalgarin

Los dejo con estas preguntas para la casa… y cierro con esta última…

¿Y ahora… qué vas a hacer?

Advertisements

One thought on “Coaching y Continuidad

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s